La consistencia

Cuando alguien te pregunta algo, por ejemplo, cual es tu color favorito? y tú eres capaz de dar la misma respuesta en distintas situaciones y contextos, a esto se le llama consistencia. Cuando la vida sistemáticamente te presenta situaciones que se repiten y tu respondes de la misma manera, formando un patrón, a esto se le llama consistencia.

Cuando se trabaja por algo y se para firme por un ideal, uno comienza a ser consistente, a veces tus acciones estan llenas de consistencia pero te dejas llevar por emociones efímeras y tus palabras traicionan esa consistencia.

Hay consistencia de lo bueno y consistencia de lo malo.

En cierta forma creo que la gran diversión de la vida y de vivir, podría estar en el acto de constituir solidez en la consecución de ideales. Yo he trabajado muchos años por ciertas cosas, y me conviene mantenerlas o cambiarlas, pero nunca acabarlas. Porque es mi ideal.

En las culturas asiáticas estas posiciones se pueden explicar con el (famoso) diagrama del yin y el yan. Tú eres blanco, o negro, esa es tu forma, tu patrón, tu consistencia, eso tiene que ser claro y concreto, pero a veces la vida te mete en una curva que transforma ese blanco en negro, o viceversa, como un acto sutil que se repite al infinito.

Pero tú sigues siendo blanco, y eso es lo que cuenta. Un día humano es nada para la tierra.

Au revoir

JAP

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s